Historial de setembre, 2017

Como consecuencia de gravedad de los hechos que están ocurriendo en Cataluña, y desde el sector del transporte al que representamos, plural y diverso como la sociedad catalana en general, debemos manifestar nuestro profundo malestar e indignación ante la situación que se ha generado y que estamos padeciendo.

Nuestra Comunidad, nuestras instituciones y los trabajadores y profesionales que vivimos en ella tenemos opiniones dispares y en muchas ocasiones enfrentadas, sin embargo, siempre hemos podido expresarnos libremente, protestar y mantener los diálogos necesarios para conservar la paz social, en definitiva, mantener la democracia.

Consideramos que en la actualidad se están vulnerando derechos públicos y privados, de nuestras instituciones y de ciudadanos de esta Comunidad, no respetándose la legalidad vigente, esa que supuestamente nos tiene que amparar a todos, con actuaciones represoras de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad arbitrarias e injustificadas, de las que no se ha ofrecido explicación alguna.

Estamos desarrollando nuestros trabajos en una situación lamentable, con nuestras calles invadidas por los Cuerpos de Seguridad como si todos, siete millones y medio de personas, fuésemos delincuentes, haciendo prácticamente imposible que podamos vivir con normalidad, sometidos a graves acusaciones y ofensas gratuitas simplemente porque una parte importante de nuestra sociedad piensa de forma diferente, porque quiere “votar”, es decir, ejercer un derecho democrático, y eso, con independencia de estar a favor o en contra “no es cometer ningún delito”.

En un estado democrático no se puede permitir que la solución a un conflicto, a opiniones diferentes, sea la represión de sus ciudadanos, y ello porque son los ciudadanos los que con su voto han otorgado la legitimidad de que disponen para gobernar.

Por ello, solicitamos a los dirigentes políticos que, en el ejercicio del cargo para el que fueron elegidos, procedan a dialogar pacíficamente, considerando todas las posiciones y alcanzando un acuerdo integrador que acabe con esta situación.